Diseñados para no poder procesar toda la información, condenados a equivocarnos

En mi muy humilde opinión (y esto lo digo con sinceridad), estamos diseñados para no poder procesar toda la información que nos rodea.

En mi muy humilde opinión y con los datos de los que dispongo hasta este momento, nuestro diseño en la materia se hizo de tal manera que lo que podamos procesar o guardar mentalmente sea un porcentaje muy pequeño de lo que ocurre a nuestro alrededor + de lo que recordamos o de lo que podemos prospectar en el futuro.

Todo lo que pensamos, sentimos, o nos ocurre queda grabado en el inconsciente como prueban las técnicas de hipnosis. Siempre me pregunté porqué y en este momento creo que responde no a un deseo del diseñador sino a un efecto secundario de nuestra esencia. ¡Parece que es inevitable en estado natural-energético- acordarse de todo! Por lo que si mi teoría (extravagante como casi todas mis teorías:), es correcta, esto implicaría que el diseñador tenía que encontrar una solución para evitar el acceso a esa infinita cantidad de información de la que naturalmente dispondríamos. Y en esa ingeniería extraña a nuestra comprensión con la que crearon los famosos "cuerpos sutiles", seccionaron de alguna manera el conocimiento al que podíamos acceder y al que no.

Intuyo que la estrategia utilizada para ello sería una forma de "bisturí energético" con la que seccionar nuestra conciencia. El resultado sería lo que conocemos como CONSCIENTE VS. INCONSCIENTE.

FALTA DE INFORMACIÓN: GARANTÍA DE CONFLICTO

La incapacidad de guardar la información nos afectaría gravemente, por ejemplo, a nivel de relaciones interpersonales.

¿Cómo?:

Si añadimos la incapacidad de grabar toda la información relacionada con el historial de nuestras relaciones a una comunicación deficiente (no telepática), teniendo que fiarnos de señales difusas (lenguaje corporal), o de muy baja precisión (lenguaje humano), el terreno para el conflicto estaría abonado.

Existen en nuestras comunicaciones además, cosas que pasan desapercibidas a nivel consciente pero que nuestro inconsciente reconoce, que interfieren en la relación sin que nuestra consciencia logre entender por qué.

Nuestro diseño no nos permite llegar a saber todo lo que tenemos que saber para valorar/interpretar correctamente las intenciones del otro en su comunicación con nosotros.


FALTA DE INFORMACIÓN EN TERRENO CIENTÍFICO

La ciencia actual tiende a segmentar por que es tal la complejidad de lo real, que parece sin duda, una de las mejores maneras de abordaje. Pero al hacer tal cosa, perdemos el bosque de vista, la perspectiva que especialmente en terrenos como la medicina puede ser muy necesario (la famosa medicina holística).

El posible diseño para seccionar nuestra conciencia en dos, con los conocimientos quizá ilimitados de los que teóricamente dispondría nuestro supuesto espíritu, puede haber sido muy útil para que sin disponer de tales conocimientos vivamos en un mundo de carencias y limitaciones. Y en el terreno de la salud, de enfermedades por la incapacidad de comprender nuestro cuerpo y sus funciones.



Comentarios