Mientras el ego, la defensa de la identidad propia tenga peso en nuestra vida, lo llevamos clarinete para escapar de la trampa



Es una triste pena, pero el enzarzamiento constante en las provocaciones de otros, podría ser un sistema arcóntico super-útil para seguir atrapados a la identidad que creemos que somos y perder de vista lo que somos. Así no habrá nunca manera de salir

En todas estos avisos y críticas, me incluyo.

Comentarios