El ego como trampa arcóntica. El ego/identidad natural y el ego construido culturalmente para perder la conexión con lo que somos

*¿Por qué es importante hablar en el contexto del paradigma de la interferencia del Ego?

(Recuerdo siempre al comienzo de mis artículos que lo que yo escribo es solo mi percepción de lo que considero que ocurre, que puede cambiar en un futuro con acceso a otros datos y que por supuesto puedo estar muy errada. Ruego no se tome como fuente, sino como motivo de reflexión:)

He hablado con varios amigos sobre el tema de la obsesión que le ha dado a la new age con el ego de la gente. He conocido a varias personas, dignas representantes de la New Age, que casi se cepillan la autoestima de otras, prohibiendo sus manifestaciones de enojo porqué según ellas "manifestaban ego". (Enojo que manifestaban las víctimas cuando se atrevían a diferir de las directrices que les marcaban los sádicos representantes de turno de esta nueva religión)

El ego, según algunos autores especializados en el paradigma de la intervención, es un programa peligroso, porque nos crea identidades que cuando salgamos de esta dimensión (generalmente en muy malas condiciones de salida, especialmente aferrados por el horror de la pérdida de lo que amamos y con terror a lo que nos podemos encontrar), nos ataran a lo que aquí hemos vivido, y nos darán muchas pero que muchas razones para desear volver a arreglar lo que no nos ha dado tiempo a arreglar (a veces será por deseo propio, y a veces por supuesto comecocos arcóntico-angelical)

Por esto es tan importantísimo tener bajo control ese ego-identitario que nos aleja de lo que somos, nos identifica con un entorno que ni siquiera sería nuestro entorno natural y nos encadena de por "vidas" a seguir sufriendo "ad eternum".

*Ego Sano Vs. Ego Insano

En mi opinión hay que diferenciar entre EGO SANO Y EGO INSANO

Me siento muy identificada con las propuestas "anti"-identitarias de Eckhart Tolle (por ello, me pareció muy divertido ver su intervención en Barcelona, en un evento organizado -al menos en parte- por un grupo muy vinculado identitariamente con unas determinadas circunstancias)

Creo que el Sr. Tolle me dio unas buenas lecciones de como encontrarse a uno mismo, eliminando de uno mismo, la programación cultural. De todas las identidades que otros nos construyeron y que hemos interiorizado como propias. Quizá por eso no me atrapó el machaque anti-ego de la new age. Además había sido bien entrenada en técnicas asertivas y de afirmación.. lo tenían crudo (ni que decir tiene que recomiendo las lecturas de Eckhart Tolle, aunque ruego sentido crítico)


-Ego sano

Creo que un ego sano, sería un ego alejado de identidades construidas culturalmente.
Una forma de sentirse y verse uno mismo (una identidad), en la que uno está en un bajo estado de confusión con lo que uno es (Nota: para mi es imposible tener una total claridad de lo que uno es, en tanto nos han borrado la memoria de partida). Y en ese cierto mayor nivel de claridad, uno es capaz de sentir de forma limpia y clara, su alejamiento de las programaciones culturales y sociales y de percibir claramente asimismo, las conexiones con las otros conciencias que le rodean. No excluye a nadie por que entiende que muchas de las conductas erróneas que manifiestan algunos de sus congéneres no son de su elección libre, sino fruto de una programación social. Empatiza con extraordinaria facilidad y es capaz de entender que no hay culpables en un mundo de víctimas de víctimas, al menos no entre los seres humanos.


- Ego insano

Pienso que un ego insano, es un SER que ha perdido el contacto con quién es y ha INTERIORIZADO como propio lo que le han dicho otros que ES, mediante programación cultural. A lo largo de los años, posiblemente ha creado tantas capas de cebolla que o se da un buen chute de una enteogena, o lo llevará clarinete para encontrarse a si mismo. Un ser que defenderá hasta la muerte la identidad que le han dicho que es, porque sin ella, estaría literalmente al borde de la muerte psíquica. Un ser que se sentirá muy cómodo, centrándose en lo que le separa de los otros, y percibiéndose a si mismo, como mejor que los demás en algunos aspectos. Porqué estará incapacitado para ver, que esos "demás" que percibe "menos que él" y diferentes, no son SERES sino otras máscaras identitarias con las que está jugando a un juego que cada vez los aleja a todos más y más de lo que son de verdad y los sume en mayores niveles de soledad y aislamiento emocional. Y lo peor, lo condena a volver a 3d a seguir sufriendo.


*Matices sobre algunas emociones clasificadas desde la New Age como EGO A EVITAR

- La soberbia y la prepotencia, manifestándose como IRA sería claramente EGO de los gordos. 

La soberbia nace de este enorme desconocimiento de uno mismo, creyéndonos que somos un papel que nos han otorgado otros, en el que seguramente hemos hecho un papelón, hemos destacado como buenos alumnos sociales, lo que nos dará el derecho a manifestar públicamente nuestra superioridad moral de tal manera.

Algunas personas con enormes dosis de soberbia y consecuente prepotencia, manifiestan ira con mucha facilidad cuando se las contraría o se responde a sus demandas.. En el fondo, creo yo, no dejaría de ser una manifestación del sufrimiento interno de su ser, que al no encontrarse, es incapaz de encontrar satisfacción con nada. Y por supuesto, no tendrían escapatoria. Volverán a 3D sí o sí, si no son capaces de superar la falsa identidad que les lleva a sentirse tan identificados con su "aparente" éxito social.

- La ira como "reciente" manifestación de auto-defensa, ¿Es EGO?

Pero la ira que comienza a expresar una persona que ha sido pisoteada hasta la saciedad, puede ser una manifestación de afirmación mal encauzada. Eso para mi no es ego. Es una persona muy confundida que quizá por primera vez, quiere empezar a decir a los que la dañan, que su SER está ahí.

Necesita sin duda, realmente orientación para conseguir manifestar su derecho a ser ella misma sin esa forma de violencia que es la ira. Si encuentra como canalizarlo y aprende a manifestarse desde la ecuanimidad (ver más abajo), no quedará (supuestamente) tan atrapado aquí.

Si se engancha a esta forma de manifestar su situación REAL de víctima, no tendrá tampoco escapatoria. ¡Nunca hay que olvidar las historias de fantasmas cabreados con quienes les hicieron alguna buena que viven con su agresor haciéndole la vida difícil!

Defensas frente a ataques personales. La auto-identidad en peligro y la ecuanimidad oriental que lo soluciona de manera elegante

Una de las formas curiosas en la que el sistema arcóntico ha conseguido un buen atrapamiento en esta 3D y que volvamos de forma recurrente a este entorno para seguir alimentando a los pastores, es la de identificarse con una de las partes de un conflicto. Esa famosa dualidad de buenos vs malos, donde yo y los míos, sin duda alguna, serán siempre los buenos.

El derecho a la defensa es legítimo. Engancharse al papel de víctima con derecho a manifestar superioridad moral al agresor, daría bien de comer a los secuestradores y nos ataría de nuevo a volver a sufrir a esta 3D

Los ataques existen, son reales. En nuestro entorno está siempre el que hace el papel de agresor, ya sea por que está realmente enfermo (por agresiones sufridas de pequeño, por aceptación de grupo, o por psicopatía pura y dura) o incluso porque está siendo bien pagado para ello (los famosos trolls).
Y es natural pararle los pies, y sobre todo SANO. No es para nada una forma de expresión egótica pegarle un grito a alguien y conseguir que pare su agresión.

Pero el problema surge cuándo por lo que sea, nos enganchamos a la identidad de ofendidos y cual caballeros quijotescos seguimos erre que erre defendiendo nuestro honor con las palabras más hirientes que seamos capaces de encontrar y que además produzcan admiración en la audiencia con la típica expresión de "¡Pero que bien habla el cabronazo!, plas, plas, plas, plas"

 ¿Cómo darse cuenta que estamos actuando de forma sana, asertivamente en defensa propia y que no estamos pasando y quedando enganchados en el proceso?

Quizá se vea mejor con un ejemplo de mi querido Tolle:

"En el poder del ahora, mencionaba haber observado ue después de una pelea entre dos patos, que nunca dura mucho, los patos se separan y flotan en direcciones opuestas. Después, los dos agitan vigorosamente las alas, liberando así el exceso de energía que se acumuló durante la pelea. Después del aleteo, siguen flotando apaciblemente, como si no hubiera ocurrido nada. 

SI EL PATO TUVIERA UNA MENTE HUMANA, mantendría viva la pelea a base de pensar, de inventar historias. La historia del pato sería probablemente esta:

"Es increíble lo que acaba de hacer este tio. Se ha acercado a menos de diez centimetros de mí. Se cree que este estanque es suyo. No tiene consideración con mi espacio privado. No volveré a fiarme de él. La próxima vez, intentará otra cosa, solo para molestarme. Estoy seguro de que ya lo está pensando. Pero no pienso aguantar esto. Le daré una lección que no olvidará". Y la mente sigue pensando en ello, días, meses, años.

En lo que se refiere al cuerpo, la pelea aún continúa, y la energía que genera en respuesta a todos estos pensamientos es emoción, que a su vez genera más pensamientos.

Así es como vive la mayoría de los humanos todo el tiempo. Ninguna situación ni suceso se acaba nunca. La mente y el "yo y mi historia" crada por la mente, los mantienen vigentes.

La lección de nuestro pato es esta: agita las alas -que se traduce cómo "líbrate de la historia"- y vuelve al momento presente.
Eckhart Tolle. Un mundo nuevo, ahora

Tenemos derecho a defendernos de las agresiones, pero saldremos perjudicados si luego no sacudimos las alas y nos marchamos. Si en medio de la agresión, necesitamos usar recursos de bajo nivel ético, buscando la necesidad de aceptación del grupo con nuestra habilidad para agredir al agresor, haciendo toda la sangre que se pueda.

La ecuanimidad oriental

Fue una de las cosas que más me atrajo de la forma de ser, y del pensamiento espiritual oriental.
Esa cualidad que intuimos en las personas que han vivido vidas muy largas (según nuestro actual concepto de "vidas largas") y que son perfectamente capaces de permanecer tranquilos cuando alrededor se está montando la de San Quintín. Son capaces, hasta de sonreir.

Simpatizan con el débil, y si es necesario lo defienden. Pero no se implican en el conflicto, no se identifican con él. No se alegran con el sufrimiento que perciben como consecuencia de la identificación de sus hermanos concienciales con sus respectivas identidades, pero dejan claro que ellos no entrarán en sus juegos, y lo hacen desde la calma, y desde la paz interior.



¿Algún otro ejemplo que se te ocurra que eches de menos por aquí? Déjalo en comentarios


Comentarios

  1. ego insano = ego inresponsable con todos
    ego sano = ego responsable con todos

    pd: Puedo estar equivocado con el tiempo me parecera otra cosa

    ResponderEliminar
  2. Naxo, yo lo veo al revés. Un ego sano, es un ego no responsable de los demás, no indiferente tampoco. Pero no con sentimientos de obligación o similares. Sentimientos aprendidos socialmente. Vamos explorando:)

    ResponderEliminar
  3. Me referia a no actuar (mientras uno se preocupa de cubrir sus necesidades) jodiendo a los demas. Se tiene derecho a preocuparse de uno mismo pero sin herir a los demas con su actitud.

    ResponderEliminar
  4. Ok, lo entendí al revés. Si esa forma de verlo para mi sería o bien soberbia o bien psicopatía:)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario