Viviendo sin vida



Hoy, haciendo ejercicio, observé a mis compañeros. Gente consciente de la importancia de cuidar su cuerpo, como yo misma, para mantener alejada la enfermedad e intentar prolongar al máximo la vida en en este planeta (o 3D).

Observé como se ejercitaban concentrados en sus rutinas, sin risas. Todos haciendo lo que se supone aprendimos que no debíamos hacer cuando leímos "El principito" (que recuerdo, fue escrito por un adulto): pensar que contar estrellas es realmente una tarea muy seria. 

¿Dónde quedó la VIDA vivida (alegría, diversión, plenitud, fluidez) cuando nos limitamos a levantarnos cada día y actuar mecánicamente en cada uno de las cosas que hacemos a lo largo del día? ¿Por qué creemos que es normal vivir sin VIDA cada día de nuestra vida de adultos?



Comentarios